Home

Partes de la Guitarra

Mástil

Realizado en cedro americano o caoba, constituye un elemento estructural importante. Su diseño se realiza en función de las demandas para adaptarse al gusto del guitarrista. Para evitar el vencimiento del mástil provocado por la tensión de las cuerdas se refuerza con una barra de ébano, evitándose así un problema muy común al que no se le presta suficiente atención.

 El mástil en su conjunto influye también en la sonoridad del instrumento. El mástil suele ser ligero y resistente, pero si se busca un mayor sontenimiento del sonido, se puede lograr utilizando una madera más densa, como la caoba, y un diapasón de ébano más generoso.

Zoque y tacón

 Unidos en una sola pieza sirven para integrar mástil, aros tapa y fondo en una misma unión. Es el llamado "tacón español". En el caso de las guitarras estilo Fleta la unión entre mástil y caja se puede realizar mediante el sistema de cola de milano (dovetail en inglés).


 

Diapasón

Realizado en ébano, sobre él se insertan los trastes. Da rigidez al mástil y también aporta sonoridad al conjunto de la guitarra, algo asumido en el mundo de la guitarra eléctrica pero menos conocido para los guitarristas clásicos.

Tapa, barras y varetas

Constituyen el motor sonoro de la guitarra. Su grosor y configuración definen el tipo de vibración del instrumento y, por tanto, el sonido. Tras un primer cepillado

se comprueban las propiedades de elasticidad y sonido de la tapa y se decide para qué tipo de guitarra sería más apropiado. Las maderas utilizadas son el abeto alemán, el abeto engelmann o el cedro canadiense.Las barras tienen una función estructural, mientras que las varetas ordenan los modos de vibración de la tapa. En función de las propiedades de la tapa, las varetas se diseñan con altura, grosor y anchura diferentes, así como su número y colocación: en abanico, en paralelo, de forma radial, etc.


 


 


 

Aros

Los aros, junto al fondo, completan la caja acústica. Suelen tener un grosor de 1.8 a 2.3 mm y están reforzados en mayor o menor medida. Ambos aspectos, grosor y reforzamiento, influyen en el tipo de sonido que queremos obtener. En el caso de guitarras de diseño más moderno, se suelen hacer dobles o con laminados gruesos para evitar disipación de la energía y conseguir una mayor superficie vibrante en la tapa, preferentemente en los modos de vibración más graves. Las maderas utilizadas son las mismas que las del fondo, ya sea palosanto de India, palo rojo, mongoy, cocobolo, pau ferro, arce, nogal, sicomoro, ciprés o bubinga entre otras.


 

Fondo

Realizado en las misma maderas que los aros. Cierra la caja acústica y puede cumplir dos funciones diferentes dependiendo del tipo de construcción utilizado. En el caso de las cajas más rígidas el fondo puede actuar como un reflector del sonido o, en el caso de las guitarras ligeras con fondos activos, puede funcionar como un difusor del sonido. En este último caso habría que afinar el fondo de la guitarra de tal modo que vibre fuera de fase con respecto la tapa, es decir, en sentido contrario a la misma. El primer tipo de fondo se da en el modelo que nosotros llamamos Clásico (años 60) y Contemporáneo, mientras que los fondos difusores de sonido o “activos” los ofrecemos en las guitarras tradicionales y flamencas.


 


 

Cejuela y hueso

Son los puntos de apoyo de las cuerdas y constituyen un punto crítico en la afinación y comodidad del instrumento. Su altura puede ser determinante en la calidad de la afinación y en ocasiones será necesario realizar compensaciones en las ranuras para paliar posibles errores de entonación.

Por otra parte, su correcta situación en las ranuras del mástil y del puente asegura una transmisión eficiente de las vibraciones de la cuerda al cuerpo del instrumento. Uno de los problemas que podemos encontrar es que las ranuras de una cejuela no dejen a la cuerda deslizarse con libertad cuando ésta se pisa o se pulsa, por tanto es importante que las ranuras se ajusten correctamente al calibre utilizado.


 

 

 

 

Clavijeros
En la actualidad hay una gran variedad de tipos de mecánicas y calidades. Sin embargo, los agujeros practicados en la pala deben tener un alineamiento preciso y el tamaño adecuado del clavijero que queremos instalar. Si no se realiza bien, las partes mecánicas sufrirán un desgaste prematuro y darán lugar a un mal funcionamiento del mismo.

 Por tanto se aconseja a los guitarristas que el cambio de clavijero lo realice una persona especializada. Aunque el clavijero nuevo sea mejor y más caro que el anterior, su funcionamiento no será correcto si no se realiza una adecuada adaptación a la forma y agujeros de la pala. Además, según lo señalado anteriormente, si las ranueras de la cejuela no están correctamente realizadas, o son más estrechas que el calibre de la cuerda, el clavijero perderá efectividad.

.

Free website templates Joomlashine.com