Queridos seguidores y lectores de este blog, a  muchos de vosotros os parecerá una broma el título de este artículo, pero hay muchos curiosos que aún no conocen todas las diferencias y similitudes que existen entre la guitarra y el bajo eléctrico.

A simple vista podríamos distinguir la guitarra del bajo eléctrico o electro acústico por las dimensiones del mástil y por el número de cuerdas que normalmente son 4, aunque también hay bajos con 5 y 6 incluso de 8, 10 y 12 cuerdas.

La versión de 5 cuerdas a menudo se considera adecuada para los músicos de rock y metal que buscan extender el instrumento.

Normalmente un bajo de 5 cuerdas es un bajo de 4 cuerdas al que se le añade una cuerda más grave aunque también se puede añadir esa quinta cuerda en agudos, pero es más raro de encontrar.

También se utiliza la versión de 6 cuerdas. Las versiones de 10 y 12 cuerdas se consideran curiosidades.

Con respecto a una guitarra el registro de un bajo se sitúa una octava más grave.

El bajo tiene una extensión máxima de tres octavas y la guitarra eléctrica de tiene cuatro octavas.

En cuanto a la ejecución la guitarra eléctrica se suele tocar con púa, mientras que el bajo se toca normalmente con los dedos, aunque se pueden tocar ambos instrumentos de las dos formas.

Como ejemplo tenemos al gran Paul McCartney que como bajista ha tocado con dedos, aunque  normalmente toca con púa.

También se encuentra entre los bajistas que tocan púa el jazzista Steve Swallow que ha colaborado con muchos artistas como Jimmy Giuffre y Carla Bley. La peculiaridad de su bajo es que no incluye el apoyo para el pulgar porque lo toca exclusivamente con púa.

Otro de los grandes es Roger Waters, miembro fundador de Pink Floyd, que toca el bajo Fender Precision con una púa, lo que le da más control sobre su instrumento.

Sting comenta en una entrevista en la revista Bass Player que para él no hay reglas sobre la técnica para tocar un instrumento y añade que él utilizaba también la púa en su formación de trío Police para conseguir una línea de bajo más clara.

Siguiendo con las peculiaridades, diferencias y similitudes entre el bajo y la guitarra en lo que se refiere a las cuerdas el material es el mismo en guitarra y bajo, sin embargo, el grosor de las mismas en el bajo es mayor para conseguir sonidos más graves.

Vamos a especificar el tipo de cuerdas para bajo, que son tres tipos básicos: roundwound, flatwound y halfwound.

Las «roundwound» son las más corrientes, de ‘entorchado’ circular que dan un sonido brillante y con más sustain.

Las «flatwound» son de entorchado plano y producen un sonido más apagado y menor «sustain».

Las «halfwound» son menos frecuentes. Se consideran un híbrido ya que tienen la mitad superior de entorchado plano y la inferior de entorchado normal.

Es importante saber que el amplificador de bajo es diferente del amplificador de guitarra ya que si enchufamos el bajo al amplificador de la guitarra nos lo podemos cargar.

Si nos referimos a la funcionalidad de cada instrumento las diferencias son evidentes.

El bajo se encarga de marcar el ritmo junto al batería, crear la base armónica y llevar el pulso. Se le puede considerar el instrumento más importante de la banda.

Robert Challoner escribió en su Historia de la ciencia y el arte de la música de 1880:

“La parte del bajo … es, de hecho, el fundamento sobre el que descansa la melodía y sin la cual esta no podría existir”.

Aparentemente la guitarra podría ser considerada la protagonista ya que marca la melodía, excepto en el jazz o funk donde a veces el bajo cobra protagonismo.

En cuanto a las similitudes entre ambos instrumentos la afinación estándar de una guitarra es EADGBE y la de un bajo es la misma, pero una octava más baja: EADG.

Hablemos un poco de la historia del Bajo Eléctrico que está ligada, de forma inexorable, a la de la guitarra eléctrica.

Sobre sus orígenes destacar que nació como un instrumento musical eléctrico de cuatro cuerdas, un híbrido entre la guitarra y el contrabajo, tal como lo explica su nombre original: guitarra baja, en inglés bass guitar.

Fue el músico Paul Tutmarc de Seattle, quien desarrolló el primer bajo.

En los años 50, Leo Fender y George Fullerton desarrollaron el primer bajo eléctrico producido en masa.

En el año 1.924 Lloyd Loar, un ingeniero de la Gibson, construyó un instrumento pequeño, pero amplificado eléctricamente. Su primer prototipo de Contrabajo eléctrico era muy similar a los contrabajos eléctricos que conocemos hoy día, a Gibson no le pareció interesante por lo que Loar creó su propia compañía, Vivi-Tone para distribuir éste y otros instrumentos. No tenemos constancia de que la producción de instrumentos Vivi-Tone comenzase jamás, pero Loar es hoy reconocido como el verdadero “inventor” del bajo eléctrico.

En el año 1951 Leo Fender construyó su diseño para resolver los problemas de espacio y sonido de los contrabajos de la época reduciendo el cuerpo, incorporando la amplificación eléctrica y añadiendo los trastes, lo denominó  Precision Bass, ya que al incorporar los trastes  frente a los contrabajos con el diapasón liso, se conseguía una afinación mucho más precisa.

Al no existir en esa época cuerdas ni clavijas de bajo eléctrico, se dice que Fender utilizó clavijas de contrabajo, y cuer

das de piano. El Precision bass lleva una pastilla muy similar a la de la Stratocaster, pero con cuatro imanes en lugar de seis y un clavijero del tipo de la guitarra Telacaster.

Después del bajo Precision vinieron otros modelos como el Jazz Bass, el clásico Mustang Bass que fue concebido para bajistas principiantes  y los grandes bajos Dimension Bass y Zone Bass con sus múltiples variaciones.

 

Gibson creó en 1953 un nuevo modelo, el EB-1, con forma de violín, caja hueca, cuya particularidad era la escala corta del mástil, 30,5 pulgadas frente a las 34 del bajo Fender Precision. Con trastes más pequeños,  distancias más cortas, más parecido a la guitarra pero con pérdida de cuerpo en el sonido, al haber menos cuerda en vibración.

En 1957 aparece el primer bajo Rickenbacker: la serie 4000.

Diseñado por el Roger Rossmeisl, con un cuerpo mucho más agresivo, de aristas agudas, el llamado Crescent Wave. Rickenbacker fue la primera compañía en  aplicar a los bajos el concepto de construcción neck-though-body.

Este sistema, consiste en que el mástil y la sección central del cuerpo, así como la sección central del clavijero, forman una sola pieza, a la que más tarde se han encolado las alas que completan el cuerpo y las que completan el clavijero.

 

Clasificación de bajos según su electrónica

Bajo pasivo: Las pastillas no tienen ningún elemento de amplificación asociado, por consiguiente no necesitan de una fuente de alimentación para transmitir la señal. El inconveniente de este tipo de pastillas es que ofrecen una alta impedancia de salida producido por el bobinado, lo que le hace perder registros agudos como consecuencia de la longitud del cable.

Bajo activo: Se introducen circuitos amplificadores de señal o buffers.

Se requiere una fuente de alimentación que preamplifica la señal antes de enviarla al amplificador.

Las pastillas de electrónica activa permiten utilizar un bobinado de menor impedancia con mayor rango de frecuencias.

Estas pastillas tienen menor nivel de salida pero esto se compensa con el circuito preamplificador y reducen a su vez la impedancia de salida. Esto conlleva muchos beneficios ya que permite cables más largos sin pérdida significativa de rango de frecuencias.

Tipos de bajos por estructura

Los bajos Fretless (sin trastes) poseen un mástil liso, poseen un  sonido característico. Para algunos emite una melodía cálida en comparación a otros bajos e instrumentos. Suelen usar cuerdas lisas (flatwound).
Como ejemplo de bajo Fretless queremos destacar los  bajos Safran que están construidos totalmente a mano por el luthier Umut Dogan en su taller en Geraardsbergen, Bélgica. Este luthier  crea instrumentos totalmente pasivos y orgánicos, cuidando especialmente la selección de maderas y los barnices.

Para su construcción el belga utiliza barnices franceses aplicados a mano y shellac con acabado mate. En cuanto a las maderas una de las más utilizadas por este luthier es el cedro español.

Umut construye también los puentes de sus bajos siendo estos muy eficaces a la hora de transmitir la vibración de las cuerdas al cuerpo. No llevan tornillos  para regular la octavación ni para el bloqueo de las silletas.

Queremos destacar también el  aspecto novedoso de sus de sus bajos Safran con una parte transparente que permite ver la disposición de las bobinas.
Este modelo está disponible en la tienda de Doctor Bass en Burgos, tienda especializada en bajos.

Bajos acústicos

El bajo acústico, ya presente en los años 50, comenzó a ser producido en serie en torno a los Setenta de la mano de  Ernie Ball, en San Luis Obispo, California. Fue una innovación musical que permitió a los bajistas utilizar un instrumento acústico que se pudiera integrar con la guitarra acústica.

La gran ventaja del bajo acústico es la de  poder practicar en casa sin molestar ya que no precisa de  amplificación aunque normalmente todos llevan la amplificación para poder tocar en el escenario.

Bajo Acústico Martin 00C-16GTAE

Ya que somos fans declarados de Martín , vamos a poner este bajo como ejemplo de bajo acústico.

Construido con maderas sólidas  como Abeto para la tapa, Caoba para los aros y el fondo y Palo rosa de la India para el puente.

En cuanto  al ensamblaje del mástil en el cuerpo es Mortise/tenon Neck Join. El cuidado es impecable  en  toda la construcción: aros, fondo, tapas, varillas de trastes, estructura del mástil para su estabilidad de afinación, barnizado, etc.

A pesar de disponer de una caja no excesivamente grande, este bajo se caracteriza por una amplia gama de graves con alta definición y rotundidad.

La electrónica es de la  prestigiosa marca Fishman, en concreto es el modelo Prefix Pro Bass System.

El sonido amplificado es muy natural alcanzando un sonido redondo y contundente.

Bajo eléctrico semiacústico,  en inglés semi hollow bass .Se trata de un cruce entre un bajo eléctrico de cuerpo sólido y un bajo acústico. Tienen unas pequeñas f  incrustadas como un contrabajo o un violín y una cámara que transforman el cuerpo del bajo eléctrico en una pequeña caja de resonancia por lo que resuena un poco más. Existen también bajos semi hollow  que tienen la cámara aunque no tienen la  f.

Para poneros un ejemplo de este tipo de bajo semiacústico hemos seleccionado el modelo

Jerzy Drozd Barcelona V Custom

Modelo signature para el grandísimo bajista Carles Benavent a cargo del luthier polaco afincado en Barcelona Jerzy Drozd.

Se trata de un bajo de diseño totalmente original, hecho bajo las exigencias de Carles Benavent el creador del estilo flamenco en el bajo eléctrico que formó parte del mítico sexteto de Paco de Lucía durante más de dos décadas. En cuanto a las maderas el cuerpo es de fresno ligero, la tapa de abeto, el mástil de arce y el diapasón de ébano. Este modelo está disponible en la tienda de Doctor Bass en Burgos, tienda especializada en bajos.

 Jerzy Drozd Barcelona V Custom

La idea con este modelo es conseguir el tacto y sonido más orgánico posible, haciendo énfasis en el carácer semiacústico del instrumento, con un mástil muy estrecho que facilita el uso de acordes y líneas vertiginosas. Con una  de serie es EADGC, una  escala 33″ y una separación de cuerdas muy estrecha.

Esta versión consta de una sola pastilla magnética bobinada a mano (Split coil, canceladora de ruido) y un sistema piezoeléctrico RMC en el puente. Un único potenciómetro se encarga de seleccionar una pastilla, la otra o las dos.

El bajo Piccolo o bajo de escala corta. El «piccolo bass» es un bajo convencional que habitualmente se afina una octava por encima de lo habitual, coincidiendo en registro con las cuatro cuerdas más graves de la guitarra.

El piccolo bass no es un instrumento que pueda hacer la función habitual del bajo en un grupo, más bien se utiliza para partes solistas, algunos bajistas suelen utilizar el piccolo cuando quieren hacer partes melódicas y solos.

Para finalizar queremos incluir en este artículo una pequeña reseña a una de nuestras bajistas preferidas, la  gran   Wilkenfeld quien ha sido considerada como un prodigio del bajo.

Nació en 1986 en Australia, a sus 14 años ya tocaba la guitarra y con apenas 16 años abandona la escuela para mudarse a Estados Unidos, entrando a estudiar en Los Angeles Music Academy. Esta bajista ha tocado junto a músicos tan reconocidos como Jeff Beck, Chick Corea o los Allman Brothers.

A los 17 años eligió el bajo eléctrico y comienza a desarrollar una prolífica carrera en la escena musical. En 2007 es invitada por Jeff Beck para participar junto a él sobre el escenario. En 2008 Tal Wilkenfeld ha sido votada “The Years Most Exciting New Player” por los lectores de la revista «Bass Player».

Si estáis interesados en conocer más sobre bajos de luthier el pasado mes de noviembre se celebró la segunda edición del Luthier Guitar Show en Madrid donde expusimos cuatro de nuestras guitarras y pudimos conocer a diversos luthiers que construyen bajos que se salen de lo convencional como los de Entone, ALJ, Egilegor Basses, Rui Sklva Guitars, Rui Silva Guitars, Subfretboard, Zajazz, Van Loo o Rickers. La próxima edición se celebrará en 2.021.